Himanshu Bansal, el médico indio que pretende revivir a los muertos

¿Es posible devolver la vida a los muertos? Sí, o a al menos a las personas que experimentan una pérdida completa e irreversible de su función cerebral, también llamada “muerte clínica”.

Así lo asegura Himanshu Bansal, un doctor de origen indio que ha revolucionado el mundo de la investigación tras asegurar que tiene la clave para conseguir uno de los mayores anhelos de los seres humanos, la inmortalidad.

Himanshu Bansal, el médico indio que pretende revivir a los muertos

Al parecer, Himanshu Bansal pretende que, al igual que los reptiles y los anfibios tienen la capacidad de regenerar su tejido neurológico, también los humanos podamos recuperar la conciencia y vencer las causas que originan una muerte cerebral.

Actualmente, la regeneración del sistema nervioso humano es prácticamente nula, sin embargo, especies como la salamandra podrían esconder el secreto para vencer a la muerte ya que éstas poseen la habilidad de regenerar constantemente su cerebro, su corazón y su médula.

Himanshu Bansal, el médico indio que pretende revivir a los muertos

Aunque resulta una misión casi imposible de alcanzar, Himanshu asegura albergar cierta esperanza en poder vencer a la muerte ya que tras una muerte clínica, la persona aún tiene actividad eléctrica en su cerebro. A pesar de la muerte, la sangre del cuerpo continúa circulando, hay digestión, se puede alcanzar la madurez sexual y hasta gestar y parir un niño.

Con la ayuda de un equipo de biotecnólogos, el proyecto del doctor indio pretende “resucitar” ciertas zonas del sistema central cuando estas han sufrido un daño irreparable, lo que abre la puerta a la recuperación de pacientes muertos con ciertas características específicas.

Himanshu Bansal, el médico indio que pretende revivir a los muertos

De esta forma, el doctor desea demostrar que la muerte cerebral humana puede revertirse mediante estímulos eléctricos, estímulos láser e inyecciones de células madre y de aminoácidos en la médula superior, la encargada de dirigir nuestra respiración y nuestros latidos.

Por el momento, el médico ha probado su teoría en dos pacientes con relativo éxito. Su estado de conciencia tras la prueba es mínimo, pero confían en que la recuperación sea posible.

¿Estaremos de verdad ante la solución a la muerte o en un nuevo Doctor Frankestein 2.0?

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Sciencemag
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?